Que esperar de un Criadero de Yorkshire Terrier

Facebooktwittergoogle_plusredditpinteresttumblrmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinteresttumblrmail

El Yorkshire Terrier es una de las razas más populares de perro pequeño, toy o mini en el mundo. Un buen criadero de yorkshire terrier le ofrecerá ejemplares desde los sesenta o noventa días de nacidos hasta ejemplares jóvenes y adultos. Estos criaderos de yorkshire terrier tienen ejemplares de un gran atractivo para todos los diferentes pretendientes a propietario de perro.

Hay muchos criaderos de yorkshire terrier porque estos pequeños animalitos peludos son uno de los más comunes perros de raza, y uno de los más fáciles para encontrar a la venta; así que si usted está buscando para comprar un cachorro o perro adulto Yorkshire Terrier, es probable que no tenga que buscar demasiado lejos para conseguir uno.

Sin embargo, es de vital importancia para elegir un criadero de yorkshire responsable tanto sea criador de yorkshire terrier como de cualquier otra raza, que tenga amor por los perros y que eso lo haya llevado a criar perros para la venta y no que sea una persona que vio una veta de ingresos sencilla, criando y reproduciendo cualquier cosa, sin ninguna responsabilidad e invirtiendo la menor cantidad de dinero posible, es decir, no vacunas, no medicamentos, no desparasitarios, no nada.

El Yorkshire Terrier es una excelente mascota, pero también puede ser propenso a una serie de problemas de salud y problemas de comportamiento si no se crían selectivamente para que todos los rasgos positivos se mantengan.Los buenos criadores de yorkshire reproducen sus ejemplares con la mente puesta en el mejoramiento de la raza, y con la intención de criar cada vez mejores perros de sus camadas, y por supuesto, usted como comprador potencial espera ello de un buen criador.

El siguiente artículo le ayudará a entender un poco más sobre la cría y venta de la Yorkshire Terrier, cómo elegir un buen criadero de yorkshire terrier, y qué tipo de preguntas hacer en las tratativas de la compra. El responsable de un buen criadero de yorkshire, como de cualquier otra raza, debe estar disponible para ofrecer ayuda y apoyo, incluso después de tomar su pequeño perro a casa por primera vez.

Aunque sería imposible para cualquier criadero de yorkshire garantizar que sus cachorros estarán libres de problemas de salud a lo largo de su vida, usted debe hacer lo que pueda para asegurar que su criador hace todo en su poder para producir perros yorkshire terrier sanos.

Criadero de Yorkshire

El ejemplar nacido en un buen criadero de Yorkshire Terrier es dócil, afable y socializado.

El criador debe manejar la información de antecedentes de salud de los padres de los cachorros y la línea de sangre. Debe también ser capaz de decirle si alguno de los familiares de los perros de los padres sufren de alguna condición de salud genéticos, y lo que el criador ha hecho para asegurar que sus propias camadas Yorkshire Terrier sean lo más saludable posible.

Los mínimos tratamiento que los ejemplares cachorros deben tener desde su nacimiento hasta la venta deben ser explicados por el criador. Estos, en general son las desparasitaciones periódicas, la vacunación conforme al plan programado que debe estar al dia, es decir que no tiene las vacunas vencidas (que se le aplicó en la fecha correcta, siguiendo la cronología que determina el plan de vacunación) y que se le han aplicados las correspondientes a la edad que el cachorro tiene. Todos estos es muy importante. El criadero de Yorkshire Terrier debe ser proporcionarle la documentación para verificar todo esto, es decir lo que se llama libreta sanitaria con todas las notaciones pertinentes. Asimismo debe recomendarle su veterinario de cabecera al que sería apropiado visitar, de ser posible, para siguiente vacuna.

Además, el criadero de yorkshire responsable no le entregará un cachorro con menos de dos meses y medio a tres de edad. Si el criador que está considerando le ofrece retirar el ejemplar a los 30 días de edad, busque en otro lado. Ese criadero de yorkshire no es recomendable y menos aún si le está vendiendo un yorkshire mini.

Prefiera siempre el criadero de yorkshire terrier que ofrezca los llamados “papeles” que no son otra cosa que el documento individual de su cachorro extendido por la Federación Cinológica Argentina, en caso de la Argentina, o cualquier otro organismo análogo. Sobre los verdaderos y responsables criaderos de yorkshire terrier como de las otras razas existen regulaciones y esto permite conocer realmente lo que uno está comprando y en caso de algo no salir del todo bien, un organismo donde hacer las quejas y reclamos que correspondan. Sepa además que el “pedigree” de su perro o los papeles, registran su ascendencia genealógica y al menos da garantía que los ancestros del ejemplar a comprar nacieron en un verdadero criadero de yorkshire terrier, circunstancia que, ya verá resulta muy importante.

Igual que el color, los rasgos fisonómicos, la propensión a tal o cual patología, el temperamento y el carácter también se heredan. Los dos factores principales que determinan el temperamento último de un cachorro se reducen a una combinación genética de ambos padres y el resultado del aprendizaje que ellos tuvieron, las relaciones humanas y las que el cachorro tendrá hasta que sea adulto.

Usted notará que los cachorros nacidos en un verdadero criadero de yorkshire terrier se comportarán como mascotas, interactuarán entre hermanos, con otros perros, con los humanos. Se acercarán pacificamente a la gente y serán dóciles. Ambos padres igual lo serán, aunque tal vez un poco más recelosos de los desconocidos. Los debe ver alegres y juguetones a los cachorros, signo este de buena salud y de desarrollo normal. Serán, si fueron bien criados en un buen criadero de yorkshire terrier felices, tranquilos, confiados y obedientes. Los Yorkshire Terrier son perros inquietos y curiosos que les gusta explorar y hacer travesuras, por lo que el criador ya debería haber incentivado su desarrollo proporcionando juguetes y entretenimiento para los cachorros, y a socializar con las personas y, posiblemente, otros perros dentro del hogar.

Los cachorros Yorkie deben estar alerta, curiosos e interesados en conocer al humano y no mostrar miedo a la gente. En el buen criadero de yorkshire terrier deben ser capaces de decirle acerca de las diferentes personalidades de los cachorros en la camada que ya se han comenzado a desarrollar, lo que indica que el criador ha pasado mucho tiempo con ellos y demuestra el compromiso de trabajar con la camada.

Cuando usted no compra en un verdadero y calificado criadero de yorkshire terrier, o compra en una tienda de mascotas, veterinarias o un revendedor de perros, notará que los papeles no están a nombre de quien le vende; que esa persona desconoce todo acerca del cachorro, que apenas apenas sabe que come y sabe que fué vacunado porque lo tiene escrito en un papel o porque así le dijeron. El cachorro así adquirido muy seguramente será arisco, apático, no sociable, no se integrará a la familia y más que “el mejor amigo del hombre” será simplemente un adorno vivo, como lo puede ser una tortuga de agua (sin desmerecer a los que las aman y las tienen de mascotas o crían.) y usted lo podrá acariciar, sólo, si logra agarrarlo. En un verdadero criadero de yorkshire terrier podrán mostrarle la madre, el padre, otros muchos perros y un sector donde realmente olerá a perro, habrá otras perras paridas y ejemplares de todas las edades. Podrán mostrarle las bolsas de alimento que les brindan a los cachorros (que deberán ser de buena calidad y/o marca) y el botiquín de medicaciones necesarias para las patologías y urgencias médicas más comunes, propias de la crianza y que el verdadero criador sabe manejar.

Un criador responsable también lo interrogará a Ud. acerca de la conformación de su familia, de las horas que el cachorro estará solo en la casa, de la existencia de niños pequeños en la casa, de la existencia de otras mascotas, sobre si ya tuvo perros o no, sobre si en la casa murió algún perro recientemente. Toda esta información ayudará al criador a venderle un ejemplar que le de felicidad y no problemas y en casos extremos se negará a venderle un cachorro, ofreciéndole un ejemplar jóven, adulto o de alguna otra raza. Si por las situaciones circunstanciales el criador cree que no es apropiado que usted lleve un perro, se lo hará saber amigablemente y con los motivos y consejos pertinentes. La opción entonces: la tortuga o un oso de peluche.

Nadie dice que un comerciante, un veterinario, un revendedor o más aún un simple particular que tuvo el alumbramiento de su perra, no pueden venderle un perro. Simplemente son consejos para quien realmente quiere comprar una mascota con la que compartirá felicidad por entre trece a dieciocho o más años. Compre bien y Ud, su familia y el can serán muy felices. También sepa que la crianza responsable no es barata, por lo que en estos casos se aplica, más que en ninguno, el dicho que dice que “lo barato sale caro”.

Después de la venta el criadero de yorkshire terrier que se precie de tal permanecerá interesado en el bienestar y desarrollo del ejemplar que le vendió, en especial los primero días y mucho después de la venta también, proporcionándole apoyo y ayuda para que usted disfrute lo más posible de la nueva relación. Si Ud. nota que la venta es igual a la compra de una coca-cola en un kiosco, que la venta es en una esquina sin ninguna charla previa o en un departamento donde solo le muestran dos o tres cachorros a la venta, usted no está comprando bien. Si no hay papeles que respalden la venta, si no le hacen firmar un compromiso de cuidado o algo similar y si no se interesan por su identidad, teléfono de contacto,  email, etc. usted sencillamente está comprando una coca-cola en un kiosco y sepa que cuando haya atravesado el umbral de la puerta de ese lugar estará sólo sin garantía de ninguna índole, ni asesoramiento ni al menos una palabra de aliento.

La mejor garantía que usted puede obtener se basa en su buena elección del criadero de yorkshire terrier donde compró su ejemplar, hecho que trae aparejado todo lo que antes ha leído sobre un buen criadero de yorkshire terrier y los otros. El criador podrá ofrecerle determinada cantidad de días de garantía, pero seguramente serán sólo por enfermedades infecciosas que se estuvieron incubando. También podrán garantizarle problemas genéticos, pero el buen criador busca mejorar la raza excluyendo los ejemplares con defectos genéticos por lo que estos también están fuera de las previsiones que el criador pueda hacer.

Sobre problemas previsibles o inmediatos con el cachorro el buen criador de yorkshire terrier pedirá que se lo devuelva por unos días para estabilizarlo y demás. Si algo resulta salir mal poco después de la venta el criador lo podrá evaluar, pero sepa que compró un ejemplar vivo, una vida, y todos sabemos que, por lo menos por ahora, la vida misma no tiene garantía.

Criadero de Yorkshire

Facebooktwittergoogle_plusinstagramFacebooktwittergoogle_plusinstagram