Cuidados de un cachorro Yorkshire Terrier

Facebooktwittergoogle_plusredditpinteresttumblrmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinteresttumblrmail

Si Ud. ha comprado un ejemplar de Yorkshire Terrier en un criadero responsable, donde han cumplido con todas las recomendaciones veterinarias y han hecho lo que corresponde con los padres antes de la fecundación y con los cachorros y la madre luego del alumbramiento, tendrá un ejemplar que, salvo accidentes, le aportará un sinfín de cosas buenas a su vida, como cariño, compañía, amistad, diversión y lealtad. Seguramente le habrán instruido en el criadero sobre los cuidados de un cachorro Yorkshire Terrier y posiblemente le entregaron una guía de cuidados.

Ahora que el cachorro está en casa depende de Usted seguir algunos lineamientos y por qué no consejos de gente experimentada que a lo largo de muchísimos años ha criado esta raza y conoce todo lo bueno y porque no decirlo también lo malo por haber cometido muchos errores y aprendido de ellos, siendo la intención evitarle esos disgustos a Ud.

Si lee esto detenidamente y aprende de nuestros errores su pequeño yorkshire terrier se mantendrá sano, vivirá mucho y le dará muchas alegrías. Si le damos un consejo es porque una acción diferente nos ha dado resultados pésimos, que no vienen a cuento comentar. Fácil de entender es esta breve guía de cuidados de un cachorro Yorkshire Terrier.

Alimentar al cachorro Yorkshire Terrier

Usted debe seguir alimentando a su cachorro con la misma marca y versión del alimento balanceado que le daba el criador. Un criador responsable dará a la mamá y los cachorros el mismo alimento para cachorros y de la misma calidad. Si el cachorro yorkshire terrier procede de un buen criadero, habrá aprendido a comer enseñado por la madre y estará acostumbrado a un alimento de muy buena calidad y de fácil compra en cualquier comercio del rubro. En Argentina estas marcas no son otras que Proplan, Royal Canin o Eukanuba, son los alimentos super Premium que Ud. puede hallar a lo largo y ancho del país.

Si compra un yorkshire terrier en otro país, combine con el criador sobre la posibilidad de normalizar el alimento en alguna de estas marcas que en todos los países tienen a ser similares, para que él comience el cambio de alimento ya que en ocasiones no nos dejan traer alimento de perro en el equipaje y menos aún envases abiertos. Los cuidados de un cachorro Yorkshire Terrier son iguales en cada país, aunque en algunos proliferan otros parásitos o las temperaturas son más o menos extremas.

Cuidados de un cachorro Yorkshire Terrier

Cachorro Yorkshire Terrier

Una regla de oro dentro de los cuidados de un cachorro Yorkshire Terrier es que no cambie el alimento por otro y de tener que hacerlo por algún motivo sepa que el cambio debe ser paulatino y progresivo. Cuando inicie el cambio debe hacer una mezcla con al menos 75% del alimento al que está acostumbrado y adicionarle un 25% del nuevo. Así dos o tres días y luego pasar al 50% y 50%, dos días y luego al 75% del nuevo y 25% del anterior y luego de una semana ya utilizar totalmente el alimento nuevo. Todo ello siempre y cuando no haya síntomas de malestar por el nuevo alimento, en especial diarreas o vómitos que pueden ser signos de gastroenteritis. Asimismo cuide de no sobrealimentar al cachorro con este nuevo alimento, ni con el anterior, puesto que en ocasiones se cree que darle más es mejor y lo que en realidad ocurre es que se produce un asiento estomacal, el alimento se descompone en el organismo del perro y se genera una gastroenteritis que le puede causar la muerte.

Lo ideal es no cambiar el alimento hasta los 4 o 5 meses de edad en cachorros. Y lo ideal es que si ha de cambiar sea por otro de misma calidad. El alimento es caro. Pero estamos hablando de cachorros yorkshire terrier y no ovejero alemán o labrador retriever. Poca cantidad tendrá que comprar, por lo que haga un esfuerzo y compre el envase más grande, puesto que los que traen uno o dos kilos son carísimos. Igual sobre esto pregunte al criador que lo asesorará sobre cuanto alimento precisará hasta que el ejemplar alcance los cuatro o cinco meses. Tal vez a través de él pueda comprar una bolsa grande y suficiente.

Junto con el alimento siempre déjele agua fresca. ¿ Que es agua fresca para el cachorro ?, simplemente de la que Usted tomaría un vaso. Si el agua que tiene el perro Ud. no la tomaría, dígame por qué la tiene que tomar él. La gente en ocasiones no toma en cuenta esto que le decimos aunque es otra regla de oro dentro de los cuidados de un cachorro Yorkshire Terrier.

Otro consejo relativo a todo, pero en especial para luego de las comidas es que mientras come y luego de comer, por un par de horas, no levante al cachorro y mucho menos permita que lo hagan los niños. No es un simple capricho. Los niños y algunos adultos tienden a levantar los perritos cruzando sus manos bajo la pancita de los cachorros y ejerciendo así presión sobre el aparato digestivo, incluso los niños los abrazan sobre su cuerpo apretándolos en la pancita. Esta situación genera desde molestias y hasta torsión del estómago que puede detener la digestión y llegar a causar un cuadro que desemboca en la muerte. También vómitos que en ejemplares pequeños puede generar la aspiración de fluidos estomacales al sistema respiratorio, con la consecuente infección a tratar.

Durante los primeros meses de vida y en especial los primeros quince días de mudanza del cachorro al nuevo hogar las muertes se debe a accidentes (caídas de las manos, caídas de la cama, de un sillón o de una mesa, pisotones o patadas involuntarias), exceso de alimentación o falta de ella (puede causar hipoglucemia y hasta la muerte) y de agua por tiempo prolongado y por último ataque de perros adultos.

Cuidados de un cachorro Yorkshire Terrier

Si compró en un buen criadero su yorkshire terrier, tenga en cuenta que el cachorro de 2,3 o 4 meses de edad, seguramente aún estaba viviendo con su madre. Criaderos que son granjas de perros los destetan a los 45 días para que en un par de meses la perra entre en celo nuevamente y así hasta que mueren en un parto.

El aprendizaje que le da la madre y la socialización que reciben estando entre hermanos y con otros perros adultos hará que el ejemplar se integre a su familia y alcance las máximas capacidades sociales para interactuar con otros humanos y otras mascotas. Para que en la calle no se asuste fácilmente y para que en el auto se pare en sus piernas y mire hacia afuera ávido de conocer como lo haría un bebé o niño humanos.

La mudanza, es siempre traumática máxime si se ha quedado sin su familia de nacimiento. el cachorro yorkshire necesita todo el apoyo posible y un lugar confortable hasta que tenga la voluntad de investigar toda la casa. Utilice un moisés, cama o colchoneta, como lo llamen y debe dejarle algún juguete como perritos de peluche o nudos de cuerda gruesos que se venden en los comercios del ramo. Descarte cunas de mimbre o artículos de plástico blandos que puedan ser destrozados e ingeridos.

Mientras dura el período de vacunación, que según los planes podrá ser entre los 4 y 5 meses es ideal que el cachorro no camine por la calle, si Ud. tiene parque con pasto tampoco deambule por allí.
Si recibe el perrito nunca lo vacune antes de la semana de haberse mudado a su casa, el estrés sumado a la inoculación pueden ser trágicos. Para vacunar al cachorro debe estar perfectamente sano y desparasitado, de lo contrario puede ocasionarle la muerte.

Por ello los inescrupulosos que crían o revenden perros quieren venderle los perros de menos de 45 sin vacuna ninguna porque saben que cuando se la aplique seguramente morirán. Debido a la mala nutrición, debido a la inexistente desparasitación, debido a que los privaron de alimento para que no crezcan, etc.

Si ha de visitar al veterinario, nunca lo apoye en el suelo, llévelo a upa o en un cómodo transportín de viaje. No debe asistir a fiestas, cumpleaños, casamientos, despedidas etc. Tampoco debe ser presentado a gente que tiene perros, o al menos que lo miren y no lo toquen. Parece exagerado pero esas reuniones son propensas a los accidentes para los cachorros de razas pequeñas.

Además cada perro trae su propia carga bacteriana y viral del lugar donde se crió. Es inmune a la misma pero la lleva consigo. Cuando llega a una casa con perros, allí, aunque sanos, los mismos tienen su propia carga bacteriana y viral que puede enfermar al cachorro y, por qué no, viceversa.

Puede bañarlo, pero es ideal que no lo haga durante los primeros meses. Si lo hace séquelo con un secador de pelo con aire tibio y que no tome frio. Protéjalo del frio y del calor extremos.

Paciencia, es sólo hasta unos días de la ultima vacuna de cachorro. Es una raza de perros que no precisa excesivos cuidados, los básicos de cualquier perro pequeño durante los primeros cuatro o cinco meses de vida.

Aseo y cuidados de un cachorro Yorkshire Terrier

Para su limpieza sencilla necesitará un cepillo de púas forradas o plásticas, un peine, elásticos o gomitas pequeñitas y si lo desea un spray acondicionador o anti-nudos.

De cachorro con una ligera cepillada diaria o cada dos días será suficiente. Cuando tenga el pelo más largo, se le recogerá el pelo de la cabeza en un moñito, lo que evitará que
los tenga metidos dentro de los ojos, ya que puede ocasionarle una conjuntivitis.

Para bañarlo sólo use shampoo de perro, si es especial para la raza mejor y siempre de la mejor calidad. Si es caro, pero de no embararse es suficiente bañarlo cada quince a veinte días. Son perros con olor a perro, pero el baño no se lo quita. También puede usar un desenredante. No olvide secarlo con el secador de pelo mientras lo cepilla hasta que esté totalmente seco. Cuidelo de las corrientes de aire.

Cuidando las orejas de Cachorro Yorkshire Terrier

Una pregunta que todos nos hacemos cuando llega un yorkshire terrier a casa es cuándo subirán las orejas. Como característica de la raza, los cuidados de un cachorro Yorkshire Terrier incluyen información importante sobre ello. Generalmente las orejas las tendrán erguidas desde los primeros meses, desde el 2do y 3er mes, en especial los ejemplares que serán muy pequeños, pero pueden tener las orejas caidas hasta los 6 meses, debido a que pierden mucho calcio durante la dentición. Mantenga bien peladas las puntas de las orejas para que no se genere peso extra. No aconsejamos que lo haga en casa si no está experimentado ya que es una zona delicada, en la que tienen mucha sensibilidad así que se moverán y podríais hacerles daño, pudiendo ser peor el remedio que la enfermedad. En todo caso recurra al criador. Los cartílagos de las orejas son muy frágiles en los cachorros y pueden romperse con facilidad si juegan violentamente con otros perros o niños. Si esto sucediera, su cachorro no levantaría las orejas nunca, aunque hay recuperadores de cartílago que su veterinario le puede dar. Es ideal si el perro no está solo encintarle las orejitas con una vuelta de cinta hipoalergénica, que se compra en la farmacia, que las mantendrá erguidas mientras se desarrollan y fortalecen.

Si el yorkshire terrier no levanta las orejas, puede ser debido a la existencia de mucho pelo en el interior y exterior, así como suciedad o definitivamente porque se han quebrado.

Las lagañas del Yorkshire Terrier

Los yorkshire son propensos a tener lagañas, se las podés quitar con distintos métodos. Hay productos específicos para ellas pero en principio no tienen porqué ser necesarios, lo que es importante es reblandecerlas para no hacerles daño a la hora de extraerlas. Podés usar solución fisiológica en un algodón o te de manzanilla como haríamos con un bebé o un niño. La manzanilla a diferencia del te común es un desinfectante natural.

Hipoglucemia los Yorkshire Terrier

Los cuidados de un cachorro Yorkshire Terrier incluyen la prevención y tratamiento de la hipoglucemia que es bastante común en los cachorros de yorkshire terrier mini o muy pequeños, al igual que en otras razas mini como el chihuahua y caniches muy chiquitos, llegando a ser mortal si no se actua a tiempo, y en su caso dejando secuelas neurológicas irreversibles. La hipoglucemia es un trastorno metabólico. No es una enfermedad ni significa que el cachorro tenga un defecto, sino simplemente es un cuadro de la bajada del azúcar en la sangre que genera un decaimiento general, hasta la perdida de conocimiento. Como los cachorros tienen muy poca masa muscular, no pueden almacenar energía en forma de azúcar y la falta de comida por términos prolongados, el alto estrés ocasionado por la exitación que le genera una mudanza, o un juego excesivo con niños inquietos puede generarla. También la mala alimentación general y las infecciones bacterianas, (coccidiosis intestinales o parásitos) pueden hacer que descienda el apetito y se llegue a la hipoglucemia.

También pueden llevar a la hipoglucemia en el yorkshire terrier y cualquier otro perro de raza pequeña las bajas temperaturas ambientales y la inoculación reciente de vacunas.

Dentro de los cuidados de un cachorro Yorkshire Terrier sepa que el cachorro es como un niño y debe dormir sin que lo molesten, nunca debe despertar un cachorro de su sueño, los cachorros necesitan un horario regular de descanso, comidas, juegos y hacer sus necesidades. Su comida y agua deben estar siempre en el mismo lugar y es preferible durante los primeros tiempos confinarlos en una pequeña zona (ejemplo, cocina y sala de estar hasta que aprendan su camino para hallar su fuente de alimento y agua y hacer sus necesidades fisiológicas)

¿Qué es la hipoglucemia?

Wikipedia dice refiriéndose al cuadro en humanos: “La hipoglucemia, también conocido como hipoglicemia (no debe confundirse con hiperglucemia, que es lo contrario) es un estado definido por una concentración de glucosa en la sangre anormalmente baja… puede deberse a diversas causas. En personas sanas suele ser consecuencia de un ayuno muy prolongado debido a que el organismo sigue utilizando glucosa, una vez que ya no queda glucógeno en el hígado para producirla. Un ejercicio intenso acompañado de poca ingesta previa puede provocar hipoglucemia. En personas que padecen diabetes mellitus es muy habitual.” En los perros es lo mismo y en el caso del yorkshire terrier, el cuadro es más propenso a ocurrir debido a como dijimos la escasa masa muscular.

Si Ud. encuentra su cachorro en el suelo, imposibilitado de moverse, contorsionado en forma antinatural, con convulsiones, frio, débil, con marcada confusión, marcha tambaleante, babeo o la formación de espuma, con encías frias y pálidas contra lo rosado que deben ser, posiblemente haya sufrido un cuadro hipoglucémico. Actúe rápidamente y adminístrele por la boca un poco de miel, con cuidado, si es posible con una jeringa sin aguja. Medio o un centímetro cúbico será suficiente. Vea que lo pueda tragar, puesto que si ha perdido la reacción del tragado deberá volar al veterinario para que le inyecte otro tipo de glucosa. También es útil la glucosa de maíz, puesto que la asimilan mejor y más rápido. Si no tiene jeringa, con la yema de su dedo meñique úntele la viscosa miel en el paladar. No se asuste y hágalo con tranquilidad.

La recuperación no tiene que demorar más de quince a veinte minutos. Si no reacciona, vuele al veterinario. Los cuidados de un cachorro Yorkshire Terrier a veces requieren visita al veterinario pero previamente Ud. debe llamar al criador ante la menor duda o el signo de lo que le parezca extraño aunque sea muy sutil.

Tratamiento de la Hipoglucemia en los Yorkshire Terrier

Como en cualquier otro perro cachorro pequeño el calor es esencial, los cachorros en las etapas iniciales de hipoglucemia pierden su temperatura corporal rápidamente. Una temperatura inferior a la normal se encamina directamente al coma. El aumento de azúcar o glucosa y alimentación revertirán la caída de la temperatura del cachorro. Envuelva el cachorro en una manta de lana o use una almohadilla térmica. Mantenga el perrito caliente y en reposo hasta que se halla recuperado.

Cuidados de un cachorro Yorkshire Terrier y recomendaciones de alimentación para cachorros yorkshire terrier con riesgo de hipoglucemia (todos en general y más los chiquitos) comidas frecuentes (4-5 veces al día) la alimentación alta en carbohidratos, alta en proteínas y o alimentos grasos. Alimentar con alimentos blandos húmedos puede ayudar a prevenir la hipoglucemia debido al alto contenido de azúcar. Como preventivo puede agregar una cucharadita del alimento Kero o Karo, similar a la miel que se consigue en algunos países (en Argentina hasta hace un par de años). Es un jarabe de glucosa de maíz para usar como miel al agua, entibiándola un poco.

Cosas a tener a la mano cuando para los cuidados de un cachorro Yorkshire Terrier muy pequeño:

Cuidados de un cachorro Yorkshire Terrier

kero

Cuidados de un cachorro Yorkshire Terrier

karo

  • Jarabe Kero o Karo (según los países), glucosa de maíz (se consigue en los cotillones y se usa para repostería) o miel (en su defecto puede hacer un pequeño almíbar con azúcar y agua tibia).
  • Pollo o carne cocidos picados
  • Almohadilla térmica
  • Una jeringa sin aguja de las para diabéticos (finitas)

 

Facebooktwittergoogle_plusinstagramFacebooktwittergoogle_plusinstagram
Esta entrada fue publicada en noviembre 5, 2015. Añadir a marcadores el enlace permanente.